27
Marzo
2018

Jugar nunca fue pecado en Semana Santa

Jugar nunca fue pecado en Semana Santa
Semana Santa es sinónimo de escapada: un viaje corto, una estancia en una casa rural, en el camping, de acampada en la montaña, en un pueblecito de interior, incluso en un apartamento de playa para aquellos que ya no pueden esperar al verano. En cualquier caso, se trata de hacer una pequeña maleta y aunque conviene no olvidar el chubasquero, por aquello de que la primavera engaña, también es bueno llevar tu juego de mesa preferido para las sobremesas en familia o con amigos, o para las noches en compañía al calor de la chimenea o para esas tardes en las que el tiempo se muestra inclemente.
Un juego de mesa se convierte en el recurso más divertido para esos momentos de asueto. Todos tenemos en mente una larga lista de juegos clásicos, pero también hay novedosas ofertas para haceros pasar un buen rato.
Así que, recuerda que en Semana Santa, justo cuando acaba de entrar la primavera y acaban de cambiar la hora, es un tiempo idóneo para disfrutar al aire libre y de tomar contacto con la naturaleza. Y para descansar de largos paseos o tras hacer volar la cometa, siempre puedes echar una partida con tu juego de mesa favorito a la fresca.
¡Jugar nunca fue pecado en Semana Santa! Palabra de Falomir Juegos .

Sección: Blog

En este sitio web utilizamos cookies propias y ajenas para generar estadísticas y que puedas interactuar con tus redes sociales. Si continúas navegando por nuestro sitio entenderemos que aceptas su uso. Ver política de cookies